Ensalada de pera y nueces

Bonjouuur

 

Lo primero, primerísimo, GRACIAS, GRACIAS y GRACIAS. Ya hemos superado las 2000 visitas en el blog, y estamos que no nos lo creemos. Lo segundo...¿os habéis fijado? ¡Tenemos dominio propio! Ahora ya somos www.lamatricularoja.com...pero no os preocupéis porque se puede seguir entrando con la dirección anterior. ¿Suena como mucho más profesional no? Jujuju.

 

En finio plinio, como habréis podido comprobar...ya tenemos días de solecito y calor. Y, por fin, me apetece comer ensaladas. ¡Qué alegría! Es que, oye, en invierno como que una ensalada me deja aún más congelá. Por eso, hoy os presento una ensalada que comía un montón en Chicago y que me encantaaaa. Es de lo más simple y versátil, ya veréis.

Necesitamos:

  • Escarola y canónigos (en teoría, lo que mejor le va a esta ensalada es la rúcula y la escarola, peeeero...el otro día mi padre compró canónigos para setenta y claro, algo hay que hacer con ellos)
  • 1 pera pelada y cortada en rodajas finas
  • Queso azul (o parmesano si queréis un sabor menos fuerte). 
  • 4 nueces - yo las parto por la mitad (o en cuartos), y así caen más por bocado. Jujuju. 

El aliño es tan sencillo que me da hasta vergüenza: un chorrito de aceite, un poquitín de vinagre de módena (si queréis que sepa más dulce, usad jarabe de módena) y sal. Todo mezcladito en un bol y ale, al lío.

Removemos bien (pero bien, bien) y...voilà. Una ensalada dulcecita y suuuuper rica. Me encanta el sabor del queso azul con la pera...ya veréis, si nunca lo habéis probado, hazedlo. Esta receta se hace en un plin, así que no hay excusas de tiempo.

Yo acababa de llegar de un laaaaargo día en la universidad, así que le añadí taquitos de pollo a la plancha para satisfacer por completo al Sr. Gusano que vive en mis tripas. Pero vamos, un día de poco hambre esta ensalada basta y sobra.