Teeny-tiny tacos

¡Bueeenos martes mozos! Que sepáis que a mi también me gustaría actualizar todos los días, pero it is impossible. Por lo menos hasta que acabemos la dichosa universidad. Pero bueno, con que tengáis un par de posts por semana nos damos por satisfechas.

El caso, the case, hoy os vamos a contar cómo hacer estos mini tacos, que son súper fáciles y súper rápidos…y como son pequeñitos, si los hacéis para amigos o familiares os aseguro que vais a recibir un "ohhhhh, qué monos". Y están ricos, of course. Además, vamos a volver a nuestros años de preescolar para hacer una poquita de manualidades, ya veréis ya.

So, necesitamos (6 unidades):

  • 100-150g de pollo cocido o a la plancha
  • Mediacuate (vamos, medio aguacate)
  • 2-3 tortitas de fajita (depende del tamaño)
  • 3-4 tranchetes/ queso que más te guste derretido
  • TIIIIIIJERAS

 

Lo primero que hay que hacer es coger la fajita y la tijera, ponernos manitas y cortar dos o tres círculos algo ovalados. Los restos que queden de fajita los podemos meter al horno para que se hagan tipo chip. O, se pueden triturar y meter dentro del relleno de los tacos.

Cortamos el aguacate en daditos y después colocamos. Primero el cachito de tranchete (con un par de tiras es suficiente), el aguacate y el pollo. Lo cerramos, colocamos en una bandeja de horno (preferiblemente con una hojita de horno para luego limpiar menos) y dejamos que se haga hasta que veamos que está todo doradito.

¡Y ya está! Más no tiene que no tiene más. La salsa es salsa agria ligera y se hace tal que así: sólo hay que mezclar queso cottage con vinagre de toda la vida y liiiiisto.

Bueno, pues ya tenéis receta para probetear y contarnos qué tal por todas las redes sociales habidas y por haber.

Un abraaaazo súper fuerte :)